Saberes y Colores del Monte

Traslasierra conserva su espesura. No arrasó el desmonte todavía. Su cultura durmió durante un tiempo, y parte de la memoria de los mas viejos descanso en el silencio.
Vida y trabajo en lugares como éstos nos hacen reflexionar nuestra relación con el entorno. Tal vez nuestros abuelos no lo pensaban, tomaban del monte lo necesario, comida, remedio, color…, Y vivían en armonia con ello. Hace 8 años que del monte toman su color nuestras lanas; chilca, romerillo, nogal, algarrobo, espinillo, suico, aguaribay, molle, coco, transmutan sin esfuerzo en naranjas, amarillos, verde, marrones y negros, La paleta chorrea color impregnando el espiritu de las cosas. Imposible transmitir, el perfume del fogón, el aroma de los tintes, el preciso instante en el que en la lana y el vellón aparecen vibrantes los colores. Recetas transmitidas por la tradición oral y la experiencia, base de esta cultura que comienza a resurgir, la necesidad y la conciencia son amigas entrañables.
Este es rumbo que toma esta nueva generación de habitantes del valle serrano. Las producciones orgánicas sustentables, todas las actividades parecen orientarse en esta dirección. Esperanzador este 2012 donde el augurio es el cambio de nuestra conciencia hacia un lugar mas responsable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *