Resumen del taller del 21 de marzo.

Llegó, el otoño llegó!, Un día gris afuera, adentro, llenó el color y entusiasmo. Tempranito empecé a ordenar el taller, los vellones, el agua tibia, el jabón, tomé unos mates que Luis me alcanzó, mientras repasaba que no faltara nada. Llegaron las chicas de Merlo, y  fueron llegando las de Mina, y así nos juntamos poco a poco alrededor de la gran mesa de El Nido. y nuestras manos llenas de espuma enjabonaron la lana y tal vez nuestras mentes entraron en una especie de meditación. Concentradas miramos el trabajo de todas, analizamos espesores, entrecruzamos fibras y también sentimientos, cuando llegamos a estos talleres no es por casualidad, se enciende una luz, algo nuevo, que vino de la mano de esta nueva luna como sabiamente comentó Violeta una de las compañeras de taller. Fluimos con el agua, calentamos nuestro espíritu a la luz de algo que no es tan solo un pasatiempo, algo disparó nuestro ser creativo y nuestras manos fueron  extensión de mente, alma y voluntad. Creyeron que tan solo era un taller!!! ?

 

nido 3 nido 1 nido 2

Esta nota tiene 1 Comentario

  1. María Luisa Arrieta dice:

    Querida amiga:
    recuerdo como uno de los mejores momentos del año este taller en El Nido. ¡Que linda experiencia! He seguido practicando lo que nos enseñaste ese día y te debo las fotos de lo que he hecho.
    Planeaba ir en julio pero no pudo ser. Asi que espero fervientemente poder ir en verano y reunirme en alguno de los talleres que, además de las cosas preciosas que podemos aprender, es una instancia afectiva que me deja el alma livianita y cálida.
    Con todo cariño, espero volver a encontrarnos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *