Jornada de Teñido

Este fin de semana largo se llevó a cabo en el Molino una jornada intensiva de teñido con tinturas naturales de la zona.Hicimos un relevamiento de las plantas tintóreas de Traslasierra. Salimos de caminata a la sierra y reconocimos plantas que crecen a orillas del camino que sirven para teñir. El paisaje y el tiempo nos acompañaron, pudimos teñir disfrutando del agradable calor del fogón. Ollas y leña presagiaban al mediodía colores brillantes. Experimentamos con cochinilla mexicana, romerillo, y chilca de la que obtuvimos una buena gama de colores. A la lana que habitualmente teñimos sumamos la seda y el algodón sin mordentar previamente, la seda respondió perfectamente pero en el algodón logramos colores mas suaves. Del romerillo los amarillos zincados (usamos olla de zinc) y los verdes ferrosos, de la chilca los naranjas rabiosos, los maices, los marrones y ocres. La experiencia con la cochinilla, como siempre sorprendente, no olvidemos que los rojos no son colores fáciles de encontrar en la naturaleza, en nuestra zona la cochinilla se da en algunas opuntias (cactus) que adentrándonos en el monte encontramos. Algunas personas las cultivan en pencas de opúntias, pero las condiciones climatologicas hacen que sean muy díficiles de prosperar. Por eso cuando teñimos en cantidad, acudimos a nuestros hermanos chilenos, que son los más cercanos, ellos son expertos en el manejo de la cochinilla, conocimiento que heredaron de sus ancestros. Chile, junto con Perú y Bolivia son los mayores exportadores de este colorante natural en Sudamérica. Nuestra experiencia ha dado una gama de aproximadamente 20 colores de cochinilla, según el modificador que se utilice y los mordientes, y las sobretincciones logrando desde violetas, violetas azulados, carmines, rojos, rosados, fuxias y los naranjas y ladrillos. En el seminario desarrollamos rojos y fuxias, sobre lana y seda.
El almuerzo fue un delicioso locro, la tarde se desarrolló entre mates y tortas. Cuando empezó a caer el sereno,lanas ya dormían en sus tintes.. Una jornada sin desperdicio, entre risas, colores, comidas y aprendizaje.

Esta nota tiene 2 Comentarios

  1. andrea dice:

    Lucia, para mi también es un placer compartir las horas de taller con ustedes, para mi es de un gran crecimiento y me mantiene en la búsqueda de nuevas técnicas y conocimiento. Gracias.

  2. lucia dice:

    Buen día!!!! Hermosa jornada por todo lo que aprendimos,y por lo compartido; una experiencia que satisfizo mis expectativas. Ahora hay que trabajar en la búsqueda y experimentación con otros colores y materiales.
    Como siempre, estoy lista para seguir…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *